Jugando a...

sábado, 25 de octubre de 2008

Kung-Fu Master

Muchas veces los programadores optan por lanzar un mismo juego para varios sistemas, adaptándolos a las capacidades y límites de los mismos. Pero en algunos casos, utilizan el mismo nombre y la misma esencia, pero a su vez hacen un juego totalmente nuevo.

Este es el caso del juego que comentaré esta semana. Un juego que no conocía, y probé de casualidad, esperando ver una conversión idéntica a la de NES, encontrándome con un juego totalmente nuevo y agradable: Kung-Fu Master.


Quizás muchos conozcan la clásica versión de NES, donde nuestro personaje entraba a un palacio a rescatar a su novia Silvia, y debía avanzar piso por piso. Bien, este juego no es así. Es diferente, e incluso, para ser de GameBoy, es técnicamente superior a su hermano de NES.


Conocido en las tierras japonesas como Spartan X (de hecho, yo lo llamo así), Kung-Fu Master es una saga desarrollada por la empresa Irem. El juego de esta semana data de 1990.


Al comenzar la partida, se nos dará a elegir la dificultad, y en seguida nos pondremos a jugar.

El juego se desarrolla en seis etapas, cada una custodiada por un jefe. De hecho, al principio de cada una veremos un cuadrito con la cara del jefe que le da un toque visual atractivo al juego. La primera gran diferencia con la versión de NES.

Apenas nos ponemos a jugar, seguimos notando diferencias con el Spartan X de NES. El sprite del personaje ya no es el mismo, la pantalla tiene fondos, y avanzamos de izquierda a derecha como en casi todo juego de plataformas, no dependiendo del nivel.

Al momento de mover a nuestro personaje es cuando notamos la similitud con el juego de NES.

Las escenas se desarrollan en distintos lugares, como un tren, una ciudad o un puerto, y los enemigos no abundan en variedad, pero sí en número. Te toparás con cinco tipos de enemigos distintos (sin contar a los jefes), todos con distintas armas o modos de ataque. Aparecen prácticamente desde cualquier lugar, y algunos de ellos incluso pueden dejar algunos ítems al liquidarlos.


Gráficamente es muy atractivo, incluso mejor que el juego de NES, como ya mencioné, a pesar de ser en blanco y negro. Los escenarios están muy adornados, incluso con plataformas y pozos que deberemos saltar. Los fondos también son atractivos (ausentes en el NES), e incluso tienen ese “efecto tridimensional” el cual se mueve más lento que el piso, dando sensación de lejanía.

La música es decente, aunque algo repetitiva. Tiene muchos tonos agudos (bien de juegos de GameBoy) que después de un rato puede resultar molesto. Los efectos de sonido no son como los de NES. En el juego original, podíamos escuchar al protagonista lanzar unos gritos de karateka al lanzar puños y patadas, pero en este juego se limita a un ruido de golpe, obviamente, por las limitaciones del sistema.

Y en cuanto a la jugabilidad, el control es muy bueno y el personaje responde excelentemente. Con “A” golpeas, con “B” pateas, y saltas presionando el Pad hacia arriba. Lo único negativo es que se pierde un poco el control del personaje mientras saltamos, pero no es un gran problema.



El único punto en contra grave que le he encontrado a esta versión de Kung-Fu Master es la longitud de las escenas. Si bien seis escenas son suficientes para hacer un juego genial y adictivo (para ser de GameBoy), estas son bastante cortas (en exceso en algunos casos) por lo que las pasaremos en un ratito. Pero en todo lo demás, es un juego muy bueno. Excelente para pasar un domingo aburrido, y muy bueno para tener en la colección.

Aunque hay juegos que quizás sean más atractivos, Kung-Fu Master se leva una nota de 7. Chéquenlo.


Para la próxima semana, un juego basado en una de las tantas aventuras del personaje de historietas belga más famoso de todos los tiempos.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

¿y qué opinas sobre el título de esta semana? Críticas, recomendaciones, aclaraciones, dudas, tu opinión, etc.... Comenta lo que quieras sobre el juego

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...