Jugando a...

sábado, 1 de diciembre de 2012

Aladdín

Hola. Hoy voy a seguir con los reviews de juegos de Sega, y en este caso voy a hablar del clásico juego basado en película que tiene siempre detrás la etiqueta de "juego basado en película = MALO". Pero como he dicho en más de una ocasión, en la época del NES, el Super NES, no era regla general que todos los juegos basados en películas fueran malos, para nada. Hay unos buenos exponentes de juegos basados en películas o series de TV que son de muy buena calidad, y algunos de ellos los he comentado aquí mismo, viniéndose a mi mente el True Lies, que no es la gran maravilla pero es bueno, Chip & Dale 2, Felix the Cat (tanto su versión de NES como la de GameBoy), The Goonies, The Flintstones, Tiny Toon, y un largo etcétera.
Hoy voy a comentar el juego de Aladdín que apareció en la consola de 16 bits de Sega, la Génesis, también conocida como MegaDrive.
Para aquellos que estén recordando este otro juego de Aladdín comentado en los inicios de este blog, cabe mencionar que no se trata del mismo juego, ni de una adaptación, para nada. Son dos juegos totalmente diferentes, hechos por compañías también diferentes, pero no, no voy a caer en una vil comparación entre estas dos versiones, y no porque no quiera o no sean comparables, sino porque dentro de un tiempo tendrán en BIRCland un artículo dedicado a estos dos títulos. Así que, por ahora, olvidémonos de la versión de Super NES, y pasemos a comentar la que corresponde a la consola de Sega.


Desarrollado por Virgin Interactive y Disney Interactive Studios, este fue un título que salió al mercado en noviembre de 1993, tanto en Japón, como Norteamérica y Europa, algo no tan común en esos días, en los que los juegos salían con bastante diferencia de meses. Este juego, también, tuvo sus versiones para otras consolas, entre las que está el NES, el GameBoy y el GameBoy Color. Es curioso que no hayan sacado para estas consolas adaptaciones de la versión de Super NES…

Pero empezamos con el análisis.
Me parece un poco innecesario hablar de la historia del juego, porque además de ser conocidísima, es la misma que la de la película, con algún detallito agregado para expandir un poco la aventura jugable.
El jugador deberá controlar a Aladdín a través de varios niveles basados, justamente, en diferentes locaciones de la película, como las calles de Agrabah, la mazmorra del Sultán, su palacio, etc.




Tanto gráfica como musicalmente, el juego cumple muy bien. A decir verdad, los gráficos no me han gustado tanto, es decir, he visto cosas mejores en la Sega Genesis. Si bien es cierto que los gráficos de las consolas de Sega tienden a ser más “opacos”, oscuros, a este juego en particular le hace falta más brillo y más vida en los colores.
Aún así, no están mal, pero creo que pudieron ser mejores. Los personajes y el mismísimo Aladdín están muy bien dibujados, y de hecho realmente parece que manejamos a los personajes sacados directamente de la película.
De la música, no hay mucho que decir, al juego lo componen varias melodías, y muchas de ellas son reconocibles de la película.
Algo que me ha gustado y me ha parecido muy curioso de este juego es la cantidad de guiños y cameos de otros personajes de Dinsey, disimuladamente ubicados en los escenarios, como podrán ver en algunas de las fotos que adornan el artículo, y no solo personajes de Disney, sino situaciones particulares muy curiosas que se pueden ver.



La jugabilidad también cumple su función, pero tampoco me ha parecido la mejor. Aladdín responde muy bien al control, tiene una cantidad de movimientos grandes y variados, atacará con una espada y podrá tirarles manzanas a los enemigos, las cuales abundan y son bastante útiles.
Los niveles son auténticos laberintos sencillos en los que tendrán que ir y volver para encontrar el camino correcto, en ocasiones recoger objetos para seguir adelante, o servirse de la ayuda de la alfombra voladora u otros elementos para avanzar.
Los niveles, ninguna queja, son todos muy diferentes entre sí, de dificultad accesible y lo suficientemente largos. Eso si, los jefes son bastante fáciles de vencer, e incluso el jefe final, pero creo que eso no mancha en absoluto la totalidad de la experiencia de juego.


Además de todo esto, el juego cuenta con una cantidad de objetos esparcidos en las escenas que cumplen diferentes funciones, como las manzanas, que como ya dije, sirve para aniquilar a los enemigos a distancia y son muy útiles, los jarrones del genio, que actúan como check points, diamantes, que sirven para comprar vidas o “deseos” en algunos comerciantes que aparecen en las escenas, o la caras del Genio y Abú, que los llevarán a escenas de bonus al final de las escenas, para conseguir vidas y demás cosas.
Es un juego bastante completo y con muchos detalles.

Y bien, esto es todo lo que puedo decir por ahora sobre este juego. Debo decir que en cada párrafo debí contenerme de hacer alguna comparación con la versión de Super NES, pero ya llegará el momento de hacerlos luchar para ver cuál es mejor, aunque en aquella ocasión hice una breve comparación basados en lo que dice la gente en general, creo que podrá salir un artículo interesante analizándolos más a fondo.
Este juego en particular tiene características muy interesantes y veo por qué para algunos es un muy buen juego. Yo le pondré un 7, pero creo que, sin dudas, es un juego del catálogo del Sega Genesis/MegaDrive digno de probar y disfrutar.
Nos vemos dentro de un mes, con un próximo artículo, y mientras tanto, nos seguiremos leyendo en BIRCland.
Saludos.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

¿y qué opinas sobre el título de esta semana? Críticas, recomendaciones, aclaraciones, dudas, tu opinión, etc.... Comenta lo que quieras sobre el juego

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...