Jugando a...

domingo, 2 de noviembre de 2008

Tintín - El Templo del Sol


Hola de nuevo.

Ya pasó otra semana, y por lo tanto es hora de subir un nuevo juego al blog de los Reviews de los Clásicos. Esta vez es un juego basado en un personaje de historietas muy especial para mí, que me gusta desde hace muchos años y por lo tanto le tengo cierto cariño. Si a veces me refiero a que “crecí con un juego”, en este caso diré “crecí con sus libros”. Es nada mas ni nada menos que el periodista más famoso de Europa, el personaje creado por el genial dibujante oriundo de Bélgica, Tintín, reportero de Le Petit Vingtième.


“Las Aventuras de Tintín” son una serie de libros escritos y dibujados por el belga Georges Remi, más conocido como Hergé (palabra formada por sus iniciales en orden invertido, es decir “RG”), entre los años 1930 a 1976.

No me voy a poner a profundizar sobre la historia de Hergé y sus creaciones –por más que tenga ganas- pero sí voy a resumir un poco la vida Tintín.

Las historietas de Tintín nacieron cuando en el diario Le Vingtième Sicle, donde Remi comenzó a publicar las primeras aventuras de Tintín, en blanco y negro. Muchas aventuras pasaron por esas páginas, lanzadas en entregas (dos páginas por día). Luego vino la guerra, y Hergé tuvo que abandonar “Tintín en el País del Oro Negro” por temas políticos, y comenzaron los álbumes a color (posteriormente se colorearían los ya creados).

Tintín cuenta oficialmente con 24 aventuras y media, donde se relatan historias sobre conspiraciones, guerras territoriales, problemas políticos, drogas, alcohol, arte, hasta un viaje a la Luna, temas no tan infantiles como la gente cree. Veintitrés de ellas forman parte de la conocida colección que puedes encontrar en cualquier librería. La faltante es la primera historia original, “Tintin en el País de los Soviets”, que contaría con una edición especial (en blanco y negro como la original), y la “media” es “Tintín y el Arte-Alfa”, que nunca fue terminada debido a la muerte de Hergé y su pedido de que no se hicieran más aventuras de Tintín después de su muerte.

Debido a la popularidad de Tintín (en Europa más que en ninguna otra parte), se han hecho series de TV, películas, más libros, ediciones especiales, muñecos y todo tipo de merchandising para vender y vender (y se venden, a pesar de que Tintín sea un producto bastante caro), y el mundo de los videojuegos no se podía quedar atrás. El juego que nos ocupa esta semana es “El Templo del Sol”, para Super NES.


El Templo del Sol es la segunda aventura de Tintín para el Super NES, posterior a “Tintín en el Tíbet”. Curiosamente, en las historietas, “el Tíbet” es cronológicamente posterior al “Templo del Sol”.

Este juego fue desarrollado en 1997 por la empresa francesa Infogrames, empresa conocida por hacer juegos de personajes europeos muy conocidos, como Asterix, o los Pitufos, juegos desarrollados únicamente para el mercado europeo debido a la escasa -aunque no nula- popularidad de los personajes fuera de ese continente.

Este juego posee también su versión para GameBoy, y para Windows.


Versiones del juego para GameBoy Monocromático y Color


La historia de “El Templo del Sol”, originalmente, se desarrolla en dos libros de la colección: “Las 7 Bolas de Cristal” y, obviamente, “El Templo del Sol”, más específicamente en este último, como indica el título del juego.

Todo comienza cuando los siete arqueólogos de la expedición Sanders-Hardmuth vuelven de Perú, luego de meses de investigación. Con ellos viene Rascar Capac, una momia Inca que traen para estudiar y mostrar.

Al mejor estilo Tutankamón, una maldición cae sobre ellos, siendo víctimas de un ataque llevado a cabo por personas desconocidas, que usan como armas unas bolitas de cristal que contienen una sustancia extraña dentro, que duerme al instante a su víctima y la hace entrar en un estado parecido al coma.

Tintín, como todo reportero y curioso, ayuda e investiga sobre el caso, hasta que el Profesor Tornasol, uno de sus amigos, va de visita a la casa de uno de los arqueólogos, donde es secuestrado y llevado al Perú.

El juego comienza con el ataque al señor Hornett, en el Museo de Historia Natural, y va recorriendo distintos lugares del mundo de Tintín, para, junto con Milú y el Capitán Haddock, ir en busca de Tornasol y curar a los miembros de la expedición de su extraño mal.


Las escenas, la mayoría de las veces son agregados extras inventados por los programadores, como pasa en todos los juegos de este tipo. Pero respetan muy bien la trama y las características de la historia. Más adelante comentaré más profundamente sobre ellas.

Gráficamente es un juego genial. Los escenarios son muy coloridos y las animaciones de los personajes es excelente. Los colores y diseños utilizados realmente nos hacen ver que estamos jugando a Tintín, ya que respetan muy bien el estilo de dibujo que tenía Hergé.

La música es normal. Nada para destacar en este apartado, pero por suerte no es molesta ni nada de eso.

Los controles son algo raros. Si bien te acostumbras rápido a ellos, debes ser bastante preciso. Hace acordar mucho a otros juegos como Nosferatu o Blackthorne, aunque la idea básica del manejo del personaje no sea la misma.

Las escenas son muy buenas. Muchas de ellas laberínticas hasta las venas; yo he llegado a desesperarme en alguna. Los movimientos, en ocasiones, deben ser muy precisos. Para pasar las escenas habrá que resolver puzzles, hablar con gente, manejar un coche, seguir a Milú por todos lados, huir de una avalancha o ayudar a Zorrino a cruzar la selva. Es un juego bastante variado y nunca sabremos qué será lo que tendremos que hacer en la siguiente escena.

Luego viene lo que para algunos podría ser negativo. Es un juego bastante difícil, algo que caracteriza también a las demás versiones. A veces no te mueves por habilidad, sino por memoria (cuando y dónde aparecen los enemigos). Otras veces, como nombré anteriormente, podemos llegar a desesperarnos en los laberintos (en especial en la entrada al Templo del Sol). Pero si buscas un reto bastante elevado, Tintín es la opción.


Realmente es un juego muy bueno. Quizás no sea de los favoritos de Super NES, pero sí es una de sus joyas, por eso, se lleva un 7,5. Tintín es un personaje especial para mí, y por eso tiene un lugar insustituible. El juego vale la pena para probar, al igual que las demás versiones.



La próxima vez le toca a un juego de NES, de una empresa de renombre, basado en unos populares muñecos de antaño.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

¿y qué opinas sobre el título de esta semana? Críticas, recomendaciones, aclaraciones, dudas, tu opinión, etc.... Comenta lo que quieras sobre el juego

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...