Jugando a...

miércoles, 1 de enero de 2014

Survival Kids

Hace un tiempo me dio por buscar algunas buenas recomendaciones de juegos de GameBoy y GameBoy Color; y luego de estar revisando foros y páginas en las que se recomendaban una y otra, y otra, y otra vez los mismos juegos de siempre (los Mario, los Zelda, los Pokémon), pude encontrar una página con interesantes recomendaciones. Y es por eso que hoy les voy a presentar uno de los juegos que más me llamó la atención de esa lista, una verdadera joya perdida del catálogo del GameBoy Color, y que sin dudas fue agradable encontrarse: Survival Kids.
 

Conocido en Europa como Stranded Kids, este es un juego realizado por Konami y puesto a la venta en 1999.
Si bien el juego contó con una secuela exclusiva para Japón para esta misma consola, quizás muchos conozcan otras secuelas que tuvo la saga, para Nintendo DS, bajo el nombre de Lost in Blue. Pues en Survival Kids tienen el comienzo de todo.

La historia de Survival Kids es simple: el personaje seleccionado (un chico llamado Ken o una chica llamada Mery) están haciendo un viaje en barco junto a su padre cuando una ola gigantesca produce un desastre al mejor estilo Poseidón, con la diferencia de que el barco se hunde en pocos minutos.
Nuestro personaje despierta en una isla desierta, y es a partir de ese momento en que tiene que comenzar a moverse y sobrevivir por su cuenta.



En cuanto a lo gráfico y a lo musical, el juego cumple muy bien.
La música acompaña, nada más. Es decir, en cada uno de los escenarios va a acompañar muy bien la situación. En la playa, por ejemplo, un lugar tranquilo, no habrá música y solo se escuchará el ruido de las olas. Quizás al rato se vuelva cansadora y decidan bajar el volumen, pero es tal cual la música que se escucha en juegos de GameBoy Color, ya deberían estar acostumbrados.
Los gráficos son buenos, y típicos de un RPG de la consola. Es más, algo que me llamó bastante la atención cuando vi fotos del juego fue el parecido de su personaje con el de Pokémon, por ejemplo. No es que le hayan copiado, tampoco Pokémon inventó la polvora, es que con las limitaciones del sistema, debe ser complicado realizar algún personaje de ese tamaño de un modo diferente.
Mas allá de eso, está bastante bien, hay varias locaciones diferentes, y los distintos colores del escenario según sea mañana, día o noche, lo hacen bastante colorido.



Ya desde el comienzo el juego nos muestra algo que va a ser una constante: a pesar de parecer simple, es bastante complejo; tenemos dos caminos para elegir, uno está tapado por una planta (¿¿?? Me hace acordar a otro RPG de la misma consola donde un simple arbusto no nos deja pasar…),  y el otro camino está obstruido por una roca. El juego ya nos dice que por ahí vamos a poder ir más adelante.
La aventura es bastante intuitiva, y nada nos es explicado. Mejor para aquellos que detestan los tutoriales eternos, pero quizás los jugadores mas tutorial-dependientes se sientan bastante perdidos al comienzo, y no los culpo, porque este juego realmente requiere tiempo para descubrir y aprender todos sus truquitos.



Comenzamos en una playa en la que encontramos un palo, dos almejas, y una cantimplora a la que no podemos llegar. Sabemos que tenemos una mochila, y que nuestro padre, justo antes del accidente, nos regaló un cuchillo… a buscarlos pues, en esa pequeña playa en la que aparecimos.
Tomamos la almeja, y nuestro personaje nos da a entender que se puede comer, pero no cruda… ok, ya sabemos que tendremos que hacer fuego… sin dudas, es un juego de supervivencia…



Como decía antes, el juego quizás pueda parecer muy simple, y quizás hasta parezca que las acciones que podemos realizar son limitadas, pero no, las apariencias engañan, y para nada es así.
En primer lugar, tenemos el tema de la bebida y la comida: es obvio que no podemos comer ni beber cualquier cosa. Si debemos tomar agua, no debe ser de un lugar pantanoso, sino de un río. Si conseguimos carne, ya sea cazando o poniendo trampas, no la vamos a poder comer cruda, habrá que cocinarla, por lo que habrá que conseguir fuego, por lo que habrá que ver cómo, por lo que habrá que buscar qué elementos tenemos en la isla para poder hacerlo… corteza de árbol… un palo… cerillas mojadas…
Tal como en una situación “real” de supervivencia (y pongo entre comillas porque sería lo que imaginamos que sería “real”), para realizar una cosa hay que pensar todos los pasos previos, juntar diferentes objetos, fusionarlos para formar otros, etc.



Pero siguiendo con el tema de la complejidad del juego a pesar de su aparente simpleza, el mismo cuenta con muchísimas posibilidades para llevar a cabo, e incluso la isla es bastante grande y está llena de sorpresas.
Pero claro, quizás el jugador quiera esperar a que vengan a rescatarlo en helicóptero, entonces va a tener que estar atento a la radio y hacer mensajes de SOS, o quizás quiera construir por sí mismo una balsa, entonces tendrá que buscar los materiales adecuados y demás. Survival Kids es realmente así, y aquí salta una de sus mejores características: Survival Kids tiene ocho finales diferentes, algunos trágicos, otros felices.



Por eso es que Survival Kids es un juego cuya partida quizás pueda durar un par de horas, sacando un final malo, o varias más, tratando de sacarle todo lo posible para ver el mejor final. Pero algo es seguro, el juego tiene mucha rejugabilidad, y no es de esos títulos que uno deja guardado después de terminarlo la primera vez. En este sentido hace acordar a Clock Tower, que con sus múltiples finales y detalles escondidos el juego nos invitaba a investigar más y más, en este juego pasa lo mismo (aunque a veces es tedioso recomenzar todo de nuevo para hacer las cosas diferentes).

Pero así es Survival Kids, un juego con muchas posibilidades, muchos detalles, y seguramente le guste bastante a más de uno. Si le tengo que poner una nota, se ganaría un buen 8,5. Hay ciertos detalles, como su velocidad, que me han hecho cansarme un poco, pero otros tantos, como algunos minijuegos que posee, le dan buenos puntitos.
Solo resta aclarar, que el juego no salió en español, aunque en Internet se puede encontrar algún parche para traducirlo.



Esto fue todo por ahora. Espero haber cumplido el cometido de dar a conocer esta joyita desconocida, que muy pocos reviews tiene en nuestro idioma. Sin dudas, Survival Kids muestra que pueden existir juegos muy interesantes y de calidad para el GameBoy Color, y sin dudas, quizás este título haga cambiar el Top5 que realicé una vez en BIRCland.
Hasta la próxima.

1 comentario:

  1. Una pasada de juego. Me acuerdo que lo compré en un supermercado de francia cuando tenia 12 anos... solo porqué me gustaba el dibujo de la portada... XD.

    ResponderEliminar

¿y qué opinas sobre el título de esta semana? Críticas, recomendaciones, aclaraciones, dudas, tu opinión, etc.... Comenta lo que quieras sobre el juego

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...